NVIDIA ha lanzado tarjetas PCIe enfocadas al minado de criptomonedas: son siendo tarjetas gráficas sin salida HDMI, pero en concepto, la misma arquitectura que una GPU. Hablamos de las NVIDIA CMP que vimos el pasado mes de febrero.

Junto a ellas llegó una medida poco aplaudida que fue el recorte del rendimiento en minado de las GeForce RTX. Es algo que curiosamente los usuarios se saltan usando los drivers beta de las mismas, pero queda claro que es NVIDIA la que está limitando ese rendimiento.

El product manager de AMD, Nush Neelalojanan, ha confirmado que la aproximación de AMD ante esta temática es muy distinta: «No bloquearemos ninguna carga, ni solo minado«. Deja claro que AMD compañía no decide lo que los clientes hacen o no con su hardware.

De hecho, Nish comentó que AMD y sus últimas GPUs RDNA2 están diseñadas con una arquitectura que aumenta el rendimiento en tareas de gaming. La arquitectura Infinity Cache funciona de manera efectiva en modo gráfico a expensas del ancho de banda de memoria general de la gráfica.

Es, entre otros motivos, por ello que la última gráfica Radeon RX 6900 XT consigue aproximadamente el mismo rendimiento (54 MH/s minado Ethereum) que la generación RDNA, Radeon RX 5700 XT. A modo comparativo la GPU NVIDIA RTX 3090 consigue más del doble de rendimiento en esta función con hasta 120 MH/s.

También aprovechó para comentar que AMD desarrolla sus productos con una visión y optimización plena para gaming, por lo que confirman que no es la solución ideal para minado.

Queda patente que las criptomonedas están siendo un quebradero de cabeza para los fabricantes ya que ante la escasez de semiconductores del sector prácticamente no cubren la demanda actual de GPUs para gamers.